Cinco claves para motivar a los empleados

España ha atravesado una gran crisis de la que parece que empieza a verse la luz al final del túnel. Muchos sectores empiezan a levantar la cabeza y otros continúan en una situación complicada. Gestionar a nivel laboral esta situación de incertidumbre creada por el mal momento económico es una ardua tarea y conviene tener en cuenta una serie de claves para poder motivar a los empleados en estos momentos. En la revista Emprendedores han establecido cinco categorías. Son las siguientes:

 

1.- Información

Debe ser honesta. La comunicación debe ser fluida y transparente. Hay que atajar los rumores que circulan fruto de la incertidumbre del momento. En tiempos convulsos, la falta de información en la empresa se interpreta como que está pasando algo grave.

 

2.- Educación

Cualquier empleado, sea cual sea su rango en una empresa, debe mostrar educación y respeto hacia los otros empleados independientemente de su cargo. Esta norma básica muchas veces salta por los aires fruto de las tensiones que se producen en el trabajo. El jefe, como cargo de responsabilidad dentro de la organización, debe evitar a toda costa crear tensión extra con los empleados por no cuidar las formas y los detalles. No debe hacer que el empleado se sienta ofendido por no atender correctamente a sus trabajadores.

 

3.- Palmaditas en la espalda

Muchos tienen la convicción de que únicamente existen las broncas por los errores cometidos y que la valoración positiva de un logro es algo parecido a un unicornio. Es un error no alabar el trabajo bien hecho de los empleados como también es un error pasar por alto sus equivocaciones, aunque conviene gestionar estas últimas con delicadeza y cautela.

 

4.- La estrategia del miedo

Muchas empresas utilizan el miedo para motivar a sus empleados. Les comunican cifras retocadas, aseguran que nunca se alcanzan los objetivos, que siempre se va detrás de la competencia… Lo cierto es que esta estrategia bloquea la creatividad y genera un estrés innecesario que a la larga acabará por perjudicar a la propia organización.

 

5.- Ambiente positivo

En un ambiente más relajado, en el que el humor -no se trata de contar chistes todo el día- impere en el puesto de trabajo hace más fácil gestionar la relación con los empleados. Hay que crear buen clima laboral y tratar de  identificar a los empleados más positivos, aquellos que siempre están dispuestos a mejorar y analizar su capacidad de contagiar entusiasmo y energía.

 

 

Más información:

¿Es obligatorio que tu empresa tenga que mimarte?

¿Estás interesando en cursar un MBA? Consulta todo el programa en este enlace