Cinco claves para mejorar tu estabilidad en el trabajo

El trabajo ideal no existe aunque esto no quiere decir que uno no pueda realizar algunas transformaciones en su puesto laboral para que se le parezca mucho. Dos cosas están claras. Por un lado, no hay que frustrarse pensando que no se va encontrar el trabajo que le llene a uno. Por otro lado, hay que ser exigentes y no conformarnos con cualquier cosa.

 

En el diario Expansión han elaborado cinco claves a modo de recomendación para tratar de transformar el puesto de trabajo que desarrolla cada uno en algo cada vez más parecido al empleo perfecto. Son los siguientes:

 

1.- Cuestiónate. Detén la vorágine laboral unos minutos y dedícate a pensar unos minutos acerca de lo que la función profesional que desarrollas significa para ti, cuáles son tu metas y qué encaje e importancia tiene en tu vida en función con otros aspectos. No se trata de hacerlo una sola vez y ya está. Este ejercicio hay que repetirlo periódicamente.

 

2,. No todo es blanco o negro. Evita el absolutismo y tiende a relativizar. Tu objetivos deben estar marcados por baremos y no por absolutos fijos e inamovibles.

 

3.- Efecto Tío Sam. Como en los Estados Unidos de las grandes guerras del siglo pasado, no te preguntes qué puede ofrecer tu trabajo sino qué puedes ofrecer tú a tu trabajo.

 

4.- Mente abierta. Evita las numerosas etiquetas que pueden limitar la visión de la realidad que te rodea. Supéralas y aporta algo nuevo.

 

5.- Apariencias. Busca más allá de los aspectos externos y trata de indagar en lo importante, desde el tipo de compañeros a los jefes pasando por la cultura de la empresa… Piensa en cómo puedes contribuir a mejorar todo lo que ves. 

 

Más información:

Cinco claves para mejorar el ambiente laboral