Cinco beneficios de la planificación de tareas

Planificación de tareas

Planificar y priorizar las tareas es fundamental para gestionar el tiempo de forma efectiva. Y es que hay que tener en cuenta que aunque todas las actividades laborales están compuestas de diferentes tareas, generalmente estas no tienen el mismo nivel de relevancia dentro de los procesos: unas son más urgentes, otras pueden esperar, algunas son complejas y requieren más tiempo, otras pueden realizarse con poco esfuerzo. Sin embargo, a pesar de los numerosos beneficios de la planificación de tareas, para algunos puede llegar a ser una auténtica tortura. Por ello, hoy queremos contarte todas las ventajas que tiene esta práctica.

 

Aumento de la productividad

Aunque todavía hay mucha gente que sigue prefiriendo trabajar sin planificación, lo cierto es que dedicándole unos minutos al principio del día o, incluso, de la jornada anterior, y otros pocos a lo largo del día a determinar cuáles son las tareas más importantes, podrás aumentar tu productividad sin incrementar el tiempo trabajado. Y es que no perderás tiempo pensando en qué debes hacer, sino que podrás empezar a tope desde el minuto uno. Lógicamente, te aportará beneficios laborales, dejándote tiempo para fortalecer las relaciones con los compañeros.

Más tiempo libre

Como te acabamos de comentar, al aumentar tu productividad acabarás tus tareas antes, por lo que tendrás mucho más tiempo libre. Y eso no solo significa que podrás tomarte descansos durante tu jornada laboral, algo esencial para poder rendir al máximo todo el día, sino que no tendrás que extender tu jornada ni, por supuesto, llevarte el trabajo a casa. Además, contar con más tiempo libre te permitirá ser más flexible, lo que quiere decir que podrás hacerles un hueco a todas esas tareas con las que no contabas y han surgido a lo largo del día.

Conocer las prioridades

Sin duda, una de las grandes ventajas de la planificación de tareas es que nos permite saber cuáles son las prioridades y, por tanto, no concentrarnos en algo que no se necesita con urgencia. De hecho, sin esta planificación podrías perder el tiempo trabajando en algo que podrías hacer más adelante.

Más motivación

Por otro lado, queremos comentar que las listas de tareas tienen el poder de motivarte y mantenerte en marcha. Al tachar lo que está pendiente de tu lista, experimentarás una sensación de logro que te estimulará para completar todas las tareas enumeradas. Además, al no perder el foco, será más difícil que caigas en la pereza y dejes de esforzarte para cumplir tus objetivos.

Menos estrés

Por último, queremos comentar que la planificación de tareas puede reducir considerablemente el estrés. Y es que no hay que olvidar que la mayor parte del estrés diario está relacionado con la falta de tiempo. Eso sí, es importante que tengas en cuenta que sobre todo disminuirás los niveles de estrés y ansiedad si incluyes descansos y algunos ejercicios de relajación en tu lista de tareas. Por supuesto, no puedes olvidar que la planificación de tareas es algo muy sencillo que apenas te quitará unos minutos de tu día.

 

Infórmate sobre el plan de estudios del Curso de Control de Gestión de EAE Programas.

 

Más información:

- Cómo gestionar el estrés en el trabajo

 

¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.