Carlos Blanco: “Para los buenos emprendedores la financiación no es un problema”

Emprendedor barcelonés y business angel en el sector de las nuevas tecnologías, Carlos Blanco es fundador de Grupo ITnet, holding empresarial especializado en Ocio Digital, desde el que ha creado más de diez empresas. Es el autor de Los principales errores de los emprendedores, una completa guía para ayudar a los que empiezan en el mundo empresarial a evitar problemas comunes y a estar preparados para los que estén por llegar.

 

El emprendedor, ¿nace o se hace?

En buena parte, nace pero evidentemente tiene que trabajar toda su vida para crecer.

 

España, ¿es un país de emprendedores?

Creo que España era un país de gente que prefería trabajar en Telefónica o ser funcionario antes que emprender. Por suerte, todo eso está cambiando. La antigua España no era un país de emprendedores y la nueva España empieza a ser poco a poco un país de emprendedores. Si pensamos en Catalunya, el movimiento emprendedor siempre ha existido y ha sido bastante bueno.

 

¿Qué echas en falta?

Lo que más echo en falta es la falta de ambición. Nos cuesta creernos que tenemos capacidad para competir en negocios globales. Tardamos mucho en darnos cuenta de esto. Tenemos capacidad de competir a nivel global, no solo en negocios tradicionales y locales.

 

Claro, porque un emprendedor es quien monta una start up tecnológica como quien abre un bar…

Desde luego. Pero el buen emprendedor es el que abre un bar y le va bien y enseguida piensa dónde puede montar el segundo bar. Esa es la diferencia. Tiene capacidad de que su negocio no sea solo autoempleo sino que sea mucho mejor.

 

¿Cuál crees que es el perfil del emprendedor?

La mayoría de emprendedores es gente experta bien en producto o en negocio / marketing, de unos 35-40 años, normalmente de Barcelona o Madrid. La mayoría con formación superior. Muy pocos sin formación superior.

 

¿Qué start up consideras que lo están haciendo bien?

Idealista y Trovit lo están haciendo muy bien. De la nueva hornada de emprendedores, Kantox, que crece muchísimo; Wallapop, que está conquistando el mercado muy rápido; y Deporvillage, que está muy arriba.

 

¿Es la financiación el mayor problema a la hora de empezar hoy una empresa?

Para los buenos emprendedores la financiación no es un problema. La financiación es solo un problema para los emprendedores más mediocres, con negocios poco ambiciosos y que no han logrado reunir un buen equipo. La mayoría de los emprendedores cojean de que no han sabido lograr su equipo ideal.

 

El fracaso, ¿es la antesala del éxito?

En la mayoría de casos de los emprendedores que han tenido éxito hay fracasos en su camino. Es un denominador común de la mayoría, aunque no de todos. Hay muchos más que sí que que no. Tienes que cometer más aciertos que errores y si se cometen errores en el camino hay que subsanarlos.

 

¿Qué tres cosas no se deben hacer nunca cuando se monta una empresa?

La más importante, no ser reflexivo a la hora inicial de buscar los socios ideales. Hay que ser mucho más frío y reflexivo en un primer momento. Equivocarte en los socios es algo que no se debe hacer y es un error que se comete. Tampoco se debe olvidar el pacto de socios. Cuando te llevas bien, perfecto; pero el documento es válido para cuando el asunto no va tan bien. Por último, la dependencia. No puedes depender de un cliente, ya sea Google, Facebook, Twitter...

 

¿Qué les recomendarías a los estudiantes de EAE?

Les recomiendo que emprendan en un entorno de ecosistema de start-ups. Es decir, que estén cerca de un ecosistema, como Barcelona, que es bueno. Y que se miren las opciones que tienen de empezar a través de una incubadora de negocios.