Características de un directivo líder

Puede que te sientas capacitado para dirigir una empresa pero, ¿te has parado a pensar en si eres un buen líder? Aunque no lo creas, ser un directivo y ser un líder no es lo mismo. Y es que para ser un directivo líder es necesario mucho más que una buena formación y experiencia. Como sabemos que a la hora de escoger a una persona para un puesto directivo, muchas empresas primero tienen en cuenta sus cualidades como líder y, después, sus capacidades directivas, hoy queremos explicarte cuáles son todas las características que debe tener esta figura.

 

Conocerse y confiar en uno mismo

La principal característica que debe tener un directivo líder es la confianza en uno mismo. Solo así podrás confiar en los demás. Para ello, es importante que sepas cuáles son tus cualidades y, por supuesto, tus defectos. Así, deberás potenciar las primeras y disimular las segundas. ¿Cómo? Escogiendo un equipo en el que puedas delegar.

 

Confiar en los demás y hacer que los demás confíen en ti

El carisma es una cualidad con la que se nace, aunque también puede lograrse con el tiempo con un poco de esfuerzo. Para conseguirlo, lo primero que deberás hacer es confiar en los demás. Así, no deberás estar constantemente pendiente de lo que hacen los integrantes de tu equipo, lo que no quiere decir que no debas supervisar su trabajo. Pero más allá de confiar en tu equipo, deberás hacer lo posible para que ellos confíen en ti. Podrás conseguirlo si muestras que eres capaz de ser resolutivo, no mientes, mantienes siempre tu palabra y tomas decisiones acertadas. Por supuesto, es necesario mantener una vida privada y, sobre todo, pública, ejemplar, predicando siempre con el ejemplo.

 

Buen clima laboral

Al contrario de lo que mucha gente pueda creer, un directivo líder no es aquel que infunde miedo, sino el que induce respeto y simpatía. Para conseguirlo, es muy importante tener un buen trato con los colaboradores, que es de lo que vamos a tratar en este punto. Así, es necesario agradecer y reconocer los aciertos de los trabajadores, informarles de sus errores sin gritarles ni dejarles en evidencia, especialmente en público; tener valores como la honradez, el respeto y la lealtad; y ser tolerante, respetuoso y justo. Como consecuencia, el clima laboral será muy bueno, que es una de los principales objetivos que debe tener un líder si quieres que la empresa cumpla sus objetivos.

 

Capacidad de adaptación

Teniendo en cuenta que el mundo en el que vivimos es de todo menos estático, es imprescindible que un directivo tenga capacidad de adaptación a los cambios. En este sentido, es muy importante saber actuar con presión y una atmósfera de incertidumbre, además de controlar bien el estrés, algo para lo que el ser humano no acaba de estar preparado del todo.

 

Formación

Por último, es importante que tengas en cuenta que la mayoría de estas cualidades podrás conseguirlas con una buena formación en Administración y Dirección de Empresas. Por tanto, busca una buena escuela de negocios para ampliar tus conocimientos y capacidades.