Antón Losada: “Hay que recuperar la concepción de las empresas como un esfuerzo común”

Profesor titular de Ciencia Política en la Universidad de Santiago, Doctor Europeo en Derecho, máster en gestión pública por la UAB y politólogo, Antón Losada es siempre una voz crítica y acertada que sirve para reflexionar acerca del país y de la economía. En “Los ricos vamos ganando. Señores contra ciudadanos en la España neofeudal”, Losada explica los cambios que ha suscitado la crisis y se pregunta “por qué los españoles no protestan más”.

 

La historia que podemos leer en ‘Los ricos vamos ganando’ es una historia de ricos y pobres. ¿No ha sido siempre así? ¿Qué hay de nuevo ahora?

Es una historia de ganadores y perdedores. Lo que hay de nuevo ahora es el relato. El relato es que la crisis nos ha afectado a todos, todos estamos sufriendo mucho, todos hemos tenido que hacer grandes esfuerzos y grandes sacrificios para sacar adelante el país, todos hemo salido perdiendo con la crisis, a todos nos ha afectado por igual… Y todo esto no es verdad.

 

¿Ah, no?

No. Una mayoría ha sido desposeída de la poca riqueza que tenía y hay una minoría que ha hecho un enorme negocio con la crisis. Lo que ha cambiado es el relato.

 

¿Y cuál es el relato ahora?

Que no hay ni ganadores ni perdedores. Que la crisis bíblica nos ha caído a todos, que todos nos la hemos buscado con nuestros comportamientos. Vemos espectáculos tan increíbles como observar que nos dicen que un percebeiro tiene la misma responsabilidad que el director de una entidad financiera en la crisis financiera. Todos vivimos por encima de nuestras posibilidades y todos adoptamos decisiones irresponsables. Digo yo que unos más que otros, ¿no?

 

Todo el mundo -principalmente los medios de comunicación- habla ya de la crisis en pasado, ¿se ha acabado?

Para nada. En el relato de la recuperación hay otro engaño escondido. Parece que hemos pasado un bache y que volvemos a lo que teníamos antes. Lo que tenemos ahora, esta realidad de trabajo precario, de recortes en lo público y derechos, y trasvase de rentas de clases medias y bajas a las altas, ha venido para quedarse. La crisis no es que haya terminado es que nos han cambiado el modelo (laboral, social…). Todo esto ha venido para quedarse, como la fuerza de trabajo rápidamente reemplazable.

 

La crisis es una oportunidad, ¿para quién?

Para la banca, a la que hemos rescatado entre todo y hemos salvado de un absoluto desastre. Ha sido una enorme oportunidad para el llamado capitalismo de amiguetes. El poder y el entorno del poder se ha repartido mercado. Son los nuevos señores de lo público.

 

¿Y a la gente no le da igual todo esto?

No, para nada. Hay una enorme indignación colectiva. Ahora, la gente no acaba de encontrar alternativas claras para vehicular su enfado. En España no acaba de encontrar donde, algo que explica la emergencia de Podemos o Ciudadanos. Hay mucha demanda y poca oferta. Y no hay que olvidar que hay mucho miedo.

 

Usted, en el libro, expone alternativas al actual modelo neoliberal. ¿Cuáles son?

Lo que planteo son reflexiones sobre cómo canalizar las ganas de cambio y el tipo de organización política que debe ponerlo en marcha. Recuperar la dimensión deliberativa de la política. Hay que centrar el debate. Los dos que creo que deben ser son: la cuestión fiscal (qué tipo de economía, de qué quiere vivir España en los próximos 40 años). Y segundo, cómo se va a distribuir la riqueza que creemos en los próximos años. Otro tema es que España no sabe hacer política en Europa, que es donde se hace política ahora.

 

Esta entrevista es para la escuela de negocios EAE. ¿Qué les diría a los futuros directivos que salgan de EAE?

Creo firmemente en que las empresas que van a salir adelante son las empresas que consiguen comprometer a los trabajadores en el proyecto común, que no ven en el trabajador una simple fuerza de trabajo barata y fácilmente reemplazable, que el capital humano es lo que realmente aporta valor. Hay que recuperar la concepción de las empresas como un esfuerzo común, del que el empresario y los trabajadores van a salir mutuamente beneficiados.

 

Estudia con nosotros en la prestigiosa escuela EAE Business School uno de los programas superiores y másters disponibles.