Andrés Alonso: “La opinión de uno se confirma cuando no se puede rechazar”

Nunca te fíes de un economista que no dude (Deusto) es un libro escrito a tres manos entre Javier García Álvarez,  Andrés Alonso Robisco y Abel Fernández García, tres expertos en economía que un día decidieron dar el paso de explicar lo que saben en uno de los blogs más conocidos y prestigiosos del sector. Alonso explica en esta entrevista cómo la información económica en España no atraviesa su mejor momento y cuáles son algunas buenas alternativas para estar atento a lo que sucede en el ámbito de la economía.

 

¿Existe una elevada falta de rigor en la información económica en España?

Me temo que sí. Nosotros empezamos con un blog, Sintetia, y arrancamos con la intención de ofrecer algo más de rigor a este tipo de información. Éramos tres personas con estudios similares y perfiles similares, acabamos en la empresa privada, y estábamos hartos de leer noticias mal explicadas. En el blog explicamos pequeñas utilidades de la economía en noticias del día a día.

 

¿Por qué existe esta falta de rigor en los medios de comunicación general?

Porque los criterios que rigen en economía son muy diferentes a los criterios que rigen en comunicación política. Cuando tú quieres maximizar tu espectro de lectores tu forma de comportarte es muy diferente a la de un economista puro, que no necesita llamar la atención de lectores y de votantes. Parece que en determinados medios hay que dar certezas y seguridades donde no las hay. Los medios no son el mensaje, son el masaje. Tendemos a buscar en los medios aquello que confirma lo que ya sabemos. Hay que luchar por una información en la que se den los hechos y después la opinión la ponga cada uno. Hay que explicar los hechos bien, los lectores ponen la opinión.

 

Con la crisis han aparecido multitud de ‘expertos’ en economía…

Es cierto. Eso por un lado es positivo. Denota que existe interés por este tipo de información. Lo malo es que tendemos a simplificarlo todo hasta el exceso y nos olvidamos muchas cosas por el camino.

 

¿Me puedes poner un ejemplo reciente de información poco rigurosa?

La independencia de Catalunya. Unos decían que si se produce la secesión Catalunya lo perderá todo; otros aseguran que si se va de España le irá mucho mejor. Nosotros acabamos demostrando que todo eso no era economía, era política. No existe una solución sine qua non ante algo que no ha sucedido antes. Lo único que se puede decir es algo así como “lo más probable es que…”, pero nunca se puede saber a ciencia cierta.

 

La idea que subyace en el libro es que un economista, ni nadie, predice el futuro

Exactamente. En nuestra humildad de gente académica que ahora se dedica profesionalmente es donde nosotros vimos que aportábamos valor. La estadística mal utilizada es muy peligrosa, y eso es lo que sucedía a menudo. A veces se concluye sin tener en cuenta supuestos, se olvida de lo que queda en el camino, y eso es lo que lleva a equivocaciones.

 

¿Qué medios recomiendas?

Por un lado, Nada es gratis, un blog con origen en Fedea. A veces los temas pueden ser algo ásperos. Merece la pena hacer el esfuerzo. A nivel internacional, el blog que recomiendo es Alphaville, de Financial Times. Es un buen ejemplo de contacto de analistas, periodistas, investigadores, etc. Te deja el hecho ante ti y la opinión la pones tú mismo. En España no hay nada igual.

 

¿Qué recomiendas a los alumnos de EAE?

No hay que buscar en los medios la información económica que a uno le gusta. Deberían intentar confrontarse a los medios más alejados a lo que uno piensa. La opinión de uno se confirma cuando no se puede rechazar. Tienen que abrir su mente. No tener miedo al argumento contrario. 

 

Estás interesado en formarte con un máster en Dirección Financiera y Gestión de Control? Este programa te interesa.