¿Adiós al coche de siempre?

Móviles, gafas, robots, tarjetas bancarias, lentillas o cucharas para enfermos de Parkinson. Estas son algunas de las líneas de negocio en las que está trabajando una de las mayores compañías del mundo, una empresa a la que se la conoce por algo tan alejado a lo mencionado como por ser el mayor motor de búsqueda de la red: Google.

 

Y si de motor hablamos, el gigante de Mountain View también quiere lanzarse al mundo de los coches. Según la agencia estadounidense Bloomberg, Google está preparando una plataforma de transporte de vehículos entre particulares -similar a Uber- de la que ya cuenta con una aplicación móvil que está en fase final de desarrollo. La idea inicial son coches con chófer para finalmente evolucionar hasta el vehículo sin conductor, que es donde está el gran salto cualitativo y donde podría establecerse el punto de inflexión entre el coche convencional, el de hoy, y el coche del mañana, ¿el de Google?

 

Lo cierto es que ya en 2013, a través de Google Ventures y de una inversión de 260 millones de dólares, la compañía sentó en el consejo de administración de Uber a uno de los suyos, David Drummond. El prototipo funcional del coche autónomo de Google saldrá al mercado: 2020, un margen de apenas cinco años para hacer realidad la conducción sin conductor. La novedad se dio a conocer en el  Salón del Automóvil de Detroit en enero.

 

Pero Google no es la única en querer dar el salto al automóvil. En la feria del automóvil de Ginebra, celebrada en marzo, otro gigante, en este caso Apple, también ha salido a la palestra para explicar que también quieren dar el salto a un nuevo automóvil. Casualmente la fecha prevista para su lanzamiento al mercado será 2020.  Todo ello confirma el creciente interés por este tipo de vehículos en plazo de tiempo corto. Otras firmas como Tesla Motors, Nissan, Ford y General Motors trabajan para desarrollar nuevos modelos para los próximos cinco años, informa La Vanguardia. En la automoción eléctrica el reto es lanzar al mercado modelos económicos y habrá que ver si Apple logra realizarlo.

 

Si te ha interesado el artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

 

Más información:

El coche autónomo de Google saldrá al mercado en 2020

El futuro coche de Apple inquieta a los fabricantes de automóviles

Apple proyecta un coche eléctrico para el 2020