El ICEX reduce ayudas a la internacionalización en el sector textil

146279051

 

Según la memoria 2013 que redacta la Confederación de la Industria Textil (Texfor), las ayudas públicas a la promoción internacional para empresas del sector textil se han reducido en casi un 50% respecto al año pasado y en un 80% desde el inicio de la crisis. Actualmente, el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) destina una partida de 336.000€, canalizada por Texfor para proyectos de internacionalización de empresas mediante el Plan Sectorial de Hilados, Tejidos y Accesorios.

Las ayudas públicas han sufrido un importante recorte desde que el gobierno comenzara una dura política de reducción del gasto público, que ha repercutido notablemente en la partida que destina el ICEX al sector textil. A pesar de este contratiempo, las exportaciones españolas crecieron en 2013 un 5,2% respecto a 2012, situando la cifra de exportaciones en 3.373 millones de euros.

El presupuesto total de que ha manejado Texfor durante 2013 es de 1,83 millones de euros, destinados principalmente a la organización de eventos en 6 países diferentes y con la participación de 355 empresas. El principal objetivo ha sido el mercado latinoamericano, al que se ha dedicado cerca del 20% del presupuesto por la organización del Colombiatext y dos acciones comerciales en México y Perú.

Además de los recortes en inversión para ayudas al sector, los fabricantes  se encuentran con datos negativos en lo que respecta a demanda interna año tras año, lo que está obligando a las empresas a emprender acciones de internacionalización de sus productos. Aunque no todo son aspectos negativos, ya que la demanda exterior sí que presenta un crecimiento sostenible, lo que hace posible el crecimiento mencionado en exportaciones. Se calcula que en los últimos cinco años el crecimiento de las exportaciones es de alrededor un 27%. Los principales clientes de las empresas españolas son los países de la Unión Europea, en primer lugar, que suponen un 57% de las ventas internacionales. El segundo más importante es Marruecos, que representa un 19% de las exportaciones. En ambos casos se ha observado un fuerte crecimiento en el último año, ya que el crecimiento de las ventas en la Unión Europea es del 7%, y el crecimiento de la facturación con Marruecos es del 9%. Las perspectivas para los próximos años auguran mejoras en el mercado interior. Se ha observado un incremento de la producción industrial en un 1,1% que, aunque no es un gran dato, sí que puede marcar un cambio de la tendencia que se ha observado durante los últimos años. El sector exportador seguirá siendo el principal motor de la industria textil, y más aún a medida que se consoliden las inversiones en internacionalización gracias a los esfuerzos de inversores de las empresas del sector. Estas inversiones suelen tener un objetivo temporal en el medio plazo y es, por tanto, previsible que comiencen a dar frutos en lo que se refiere a un aumento de la inversión directa en el extranjero. Como hemos podido observar, el recorte público en inversiones para la internacionalización no está frenando el empuje exportador español, lo que podría hacer que nos planteásemos qué lugar ocuparían las ventas internacionales si el apoyo institucional se adecuara a las necesidades actuales de las empresas exportadoras.