Cinco consejos para crear una empresa familiar exitosa

Cinco consejos para crear una empresa familiar exitosa

Crear y  mantener una empresa es una tarea difícil, pero aún lo es más si se trata de una empresa familiar. Sin embargo, trabajar con la familia puede tener muchas ventajas, como el apoyo mutuo y los lazos de protección, que pueden ayudar a que la compañía alcance sus objetivos. Además, permite tener una visión a largo plazo, ya que tus hijos u otros familiares pueden heredarla y continuar con el negocio. Para que puedas crear una empresa familiar exitosa, hoy vamos a ofrecerte cinco útiles consejos.

Profesionaliza la empresa

Lo primero que queremos recomendarte es que profesionalices la empresa creando las políticas, estructuras y sistemas correspondientes. Aunque se trate de un negocio familiar, es importante que la persona que lo cree tenga conocimientos suficientes en el sector que va a trabajar. Por supuesto, estos conocimientos deben ser transmitidos a los sucesores.

Determina los roles de cada uno

También es importante que definas bien los roles de cada uno de los integrantes. Es la clave para evitar conflictos internos, que en este tipo de empresas suelen ser más graves. Así, lo mejor es crear un comité directivo y determinar los roles y, sobre todo, quién es el líder. En este caso, la democracia te puede ser muy útil. Por supuesto, es esencial definir bien cuáles son las funciones principales y quiénes serán las personas que estarán a cargo de ellas.

Separar la familia del negocio

También es esencial que separes la familia del negocio. Por ejemplo, deberás tener cuidado con entregar puestos a algunos familiares solo por el hecho de ser familia. Por supuesto, tampoco es buena idea crear puestos para darle cabida a la familia. Y si tienes pensado cubrir algún puesto clave con algún integrante de la familia, lo ideal es que éste cumpla con los requisitos para el puesto, como si fuera alguien externo. También te recomendamos que dejes a la familia indirecta al margen. Algunos expertos aseguran que, por ejemplo, integrar a los cuñados puede generar más conflictos que soluciones, ya que los parientes políticos pueden no ser para toda la vida. Si finalmente se integran, deberán crearse reglas claras al respecto.

Protocolo familiar

Para evitar futuros problemas, especialmente en lo que se refiere a la sucesión, es esencial crear un protocolo familiar, que debe contener aspectos de regulación, sucesión de propietarios y temas administrativos. En este sentido, es importante que tengas en cuenta que este protocolo no se diferencia mucho del protocolo habitual de una empresa no familiar. Aún así, si quieres saber más al respecto, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro artículo “El protocolo familiar al detalle”, en el que te explicamos más detalladamente en qué consiste.

Talento externo

Para que la empresa familiar funcione, en caso de necesitar personal es recomendable buscar talento externo, es decir, personas que sean capaces de desenvolverse satisfactoriamente en el puesto en cuestión. Rodearse de buenos y talentosos profesionales es una de las claves del éxito para cualquier empresa, incluyendo la familiar.