Ventajas e inconvenientes de crear una empresa familiar

Ventajas e inconvenientes de crear una empresa familiar

Tal y como se afirma en el artículo “Las 10 ventajas competitivas de las Pymes familiares” de Forbes México, las empresas familiares son un importante motor de las economías a escala mundial. De hecho, es la estructura empresarial más numerosa en todo el planeta. Según afirma la revista, un 90% de las empresas del mundo están bajo el control de una familia. Lógicamente, el éxito de este tipo de empresas se debe a que ofrecen numerosas ventajas, si bien es cierto que también esconden algunos inconvenientes.

Si tienes pensado  emprender un negocio familiar, será mejor que estés muy atento a lo que te contamos a continuación, ya que hoy vamos a hablarte de todos los beneficios y desventajas que tienen este tipo de empresas.

Ventajas

En el artículo de Forbes que te comentábamos antes, se explican las principales ventajas de las empresas familiares y nosotros queremos quedarnos con las más importantes. Así, destacan el hecho de que, al ser pequeñas, éstas pueden centrarse en un segmento de clientes más selecto y ofrecerles un trato personalizado. También hablan sobre su facilidad a la hora de ofrecer un marketing directo, atractivo y más económico. Por otro lado, es importante tener en cuenta la vinculación a la empresa que se genera en este tipo de negocios, ya que los miembros se esfuerzan tanto por el éxito económico como por el social y familiar.

Desde la revista también hablan sobre la rapidez en la toma de decisiones, ya que se elimina la burocracia; además de destacar la versatilidad de este tipo de empresas para reconvertir su especialidad dependiendo de las necesidades del cliente, de la temporada o del día a día. También es importante tener en cuenta la estabilidad en la dirección, que permite establecer una estrategia coherente basada en los valores y la visión del fundador. De hecho, en una empresa familiar es mucho más fácil aplicar la dirección por valores. Por supuesto, hay que destacar que la política de dividendos favorece al ahorro en los costes de capital al poder autofinanciarse.

Inconvenientes

Lógicamente, las empresas familiares también tienen algunas desventajas. Una de las principales es que no suele haber diversidad de pensamiento y, de hecho, la única verdad que suele existir es la del propietario. Por otro lado, es importante tener en cuenta que en muchos casos los integrantes de la familia son incompetentes y se desaprovecha el talento existente en el mercado laboral. En este sentido, también hay que destacar la falta de sucesores cualificados y competentes.

Uno de los principales inconvenientes de este tipo de empresas es que los conflictos familiares pueden acabar influyendo en el negocio y viceversa. Además, en muchos casos se observa poca tendencia a los cambios, lo que puede dificultar la introducción de nuevas tecnologías, la planificación de la sucesión, los sistemas organizativos… Por supuesto, en las empresas familiares también hay dificultades a la hora de atraer y mantener a directivos competentes y externos al negocio.

 

Más información:

Las 10 ventajas competitivas de las Pymes familiares