Tres características que explican el éxito de Netflix

Tres características que explican el éxito de Netflix

Hasta hace poco era una gran desconocida en España, pero Netflix ya lleva muchos años siendo todo un éxito en Estados Unidos. Surgió en 1997 como un sistema de alquiler de DVD por correo y vía online que acabó con la todopoderosa Blockbuster. Aunque durante todos estos años no ha parado de crecer, la verdadera revolución de la compañía se ha producido con el servicio de visualización vía streaming. Eso sí, el servicio de envío a domicilio sigue activo, aunque adaptado y actualizado. Hoy en día cuenta con más de 75 millones de suscriptores en todo el planeta, por lo que muchas televisiones convencionales y plataformas audiovisuales de pago están viendo a Netflix como una auténtica amenaza. Hoy te explicamos las tres claves principales de su éxito. ¿Nos acompañas?

Contenidos propios

Sin duda, una de las principales claves del éxito de Netflix es que ofrece contenidos propios, lo que le ha llevado a producir una importante legión de fans incondicionales esperan con ansia el estreno de las temporadas de series como “Orange is the new black” o “House of Cards”. La producción de contenido propio es una consecuencia directa de la negativa de muchos importantes creadores de entreteniendo a dejarles emitir sus contenidos. Para luchar contra este problema, Netflix decidió crear su propio contenido exclusivo para incrementar su catálogo. Lo más importante es que se trata de contenidos de mucha calidad, con excelentes guiones y actores de renombre. Eso sí, a pesar del éxito de sus propios contenidos, la empresa está dispuesta a seguir estableciendo acuerdos con terceros.

La importancia de los suscriptores

¿Cómo ha logrado Netflix crear contenido de calidad que enganchara al público? Pues muy sencillo: gracias a los suscriptores. Y es que a través de las suscripciones la empresa obtiene una gran cantidad de datos de sus propios usuarios, información que le permite trabajar para lograr una mayor personalización de contenidos y, por supuesto, un mayor engagement. De esta manera, consiguen mantener a los suscriptores y, al mismo tiempo, ganar nuevos. Sin embargo, como se apunta en el artículo “Netflix siembra dudas: ¿mantendrá su éxito en 2016?”, algunos analistas pronostican una caída en el número de nuevos usuarios. La gran ventaja es que, a diferencia de otras televisiones y productoras, su distribución global en muchos rincones del mundo le permite ofrecer una oferta adecuada a las diferentes comunidades de nicho, satisfaciendo las necesidades culturales de cada país.

Su política de precios

Por último, tenemos que hablar de su política de precios, diferente en cada mercado, ya que la compañía tiene en cuenta las características financieras de cada país. Lo que sí que es igual en todo el mundo son los modelos de subscripción, que en España cuestan entre 8 y 12 euros mensuales, es decir, un precio bastante asequible. Curiosamente, la diferencia de precios no reside en el catálogo, que todos sus suscriptores pueden ver al completo, sino en la calidad de la imagen y en el acceso a la cuenta desde diferentes dispositivos al mismo tiempo.