Toni Nadal: “Si uno tiene ilusión por las cosas, es mucho más difícil perder la motivación”

Toni Nadal: “Si uno tiene ilusión por las cosas, es mucho más difícil perder la motivación”

Toni Nadal es uno de los principales artífices del éxito de Rafa Nadal, una estrella del tenis mundial. Y es que tanto su experiencia como sus reflexiones y su capacidad de trabajo han contribuido al desarrollo de las capacidades innatas de su sobrino, que comenzó su andadura en el mundo del tenis a los cuatro años. Su principal objetivo durante todos estos años ha sido enseñar a su pupilo a que ganar o perder tiene mucho que ver con la actitud, la disciplina y el enfoque. Ahora nos cuenta los principios que han ayudado a Rafa Nadal a perseguir el éxito en su libro “Todo se puede entrenar”. Hoy tenemos el placer de charlar con él.

  • ¿Cuáles son las claves que han llevado a Rafa Nadal a ser considerado uno de los mejores deportistas españoles de todos los tiempos?

Vaya por delante que en el deporte no es la consideración de los demás lo que te convierte en uno de los mejores deportistas, sino que son los resultados que has obtenido. Creo que en el caso de mi sobrino, los resultados le avalan. Este es uno de los problemas que sufrimos en la sociedad actual. A veces pesa más la consideración que tenemos por una persona que sus logros. Evidentemente hay muchos otros deportistas en España de gran nivel. Lo que ha sido determinante durante todos estos años para obtener dichos resultados ha sido, en primer lugar, un talento inicial importante y una exigencia constante.

  • Con tanto entrenamiento, ¿cree que Rafa ha tenido una infancia dura?

En absoluto. Sería una falta de sensibilidad hacia la gente que lo pasa mal, pensar que un chico ha tenido una infancia dura sólo por esforzarse. Él eligió entrenar mucho porque él eligió intentar ser un gran jugador. Entiendo que es un problema no entender que toda causa tiene un efecto. Rafael se lo pasó muy bien en su infancia, a pesar de los momentos de trabajo duro y continuado, que los hubo.

  •  ¿Qué valores ha intentado inculcarle a su sobrino durante todos estos años?

Los valores tradicionales que sabíamos que eran clave no sólo para el buen desarrollo deportivo sino también para el buen desarrollo personal. Siempre creí que lo que era bueno dentro de la pista le serviría fuera, y al revés. Respeto hacia todos y hacia todo, la búsqueda del éxito a través del esfuerzo, mantener los pies en el suelo, no olvidar en ningún momento que lo que hacemos es jugar al tenis y, sobretodo, poner ilusión día a día. Y, cómo no, responsabilidad. Intenté infundirle este valor primordial desde pequeño. Siempre intenté hacerle ver que lo que hacía y sus consecuencias dependían de él. Y este es uno de los problemas graves que afectan a nuestra sociedad: la falta de responsabilidad.

  • ¿Qué papel juega la motivación a la hora de alcanzar el éxito deportivo?

En cualquier ámbito de la vida es muy difícil mejorar si uno no tiene una alta motivación por lo que hace. Pero yo entiendo que la motivación viene dada sobre todo por la pasión por lo que haces y por un sentido de responsabilidad y agradecimiento a la vida. Si uno tiene ilusión por las cosas, es mucho más difícil perder la motivación.

  • ¿Cómo se definiría como entrenador?

Tengo fama de ser un entrenador duro pero, por encima de todo, creo que soy un entrenador exigente con la intención de trasladar el compromiso de aprender. Creo que soy más reflexivo que duro. Yo entiendo más la exigencia que el esfuerzo. Sobretodo entiendo que la exigencia tiene que ser mental. A todos los chicos que entrené intenté trasladarles mi pasión por lo que hacíamos. Creo que siempre comprobaron que la exigencia y la dureza fueron siempre acompañadas de una buena estimación. Nunca sería duro con alguien por quien no sintiera querencia.

  • Además de enseñar a Rafa y jugar a tenis, ¿en qué ha consistido su labor durante todos estos años?

Evidentemente por mi condición de tío, mi ámbito de actuación, pasando tantas horas con él, no se limitó al tema tenístico. A mí me ha interesado siempre no sólo ganar, sino ganar de una determinada manera porque entendía su formación tenística como parte de su formación integral, nunca separada de ella. Como a cualquier familiar, a mi me ha gustado siempre que la gente hable bien de la persona y no sólo del tenista. Por esto, perseguí desde su niñez exigirle un comportamiento correcto.

  • ¿Cuáles cree que son las claves del éxito deportivo? ¿Cree que se podrían extrapolar al mundo empresarial?

Yo creo que en la vida, todo tiene un común denominador. Todo sigue un proceso lógico: marcarse un objetivo y estar dispuesto a hacer lo necesario para alcanzarlo. Y tanto en un ámbito como en otro, entiendo que la reflexión es primordial.

  • Por último, ¿podría dar algún consejo a todos esos jóvenes que están comenzando ahora su andadura profesional?

No sé si soy la persona indicada para darles consejos, pero repetiría lo que ya he dicho: poner ilusión en lo que uno hace, marcarse objetivos y tener confianza en uno mismo. Las cosas en la vida no son tan difíciles si uno hace lo que debe y todos sabemos lo que debemos hacer. Es probable que la mayoría no llegue a número uno en lo que hace pero sí que se puede conseguir la satisfacción personal y eso es impagable.