Siete errores que se suelen cometer en un proceso de transformación digital

Siete errores que se suelen cometer en un proceso de transformación digital

Mientras estás leyendo esto hay billones de personas conectadas a Internet. Por eso, la presencia online es vital para los negocios, que pueden aprovechar la hiperconectividad para ampliar su cuota de mercado. Además, es importante tener en cuenta que las nuevas generaciones, que también son los nuevos consumidores y trabajadores, son más sensibles a los entornos digitales. Si no quieren quedarse atrás, las empresas que no lo han hecho deben ya dar el salto digital, que debe influir en todos los ámbitos de la compañía. Eso sí, hay que evitar caer en los errores que se suelen cometer en los procesos de transformación digital por culpa de la urgencia de este cambio. A continuación te hablamos de los siete errores más comunes para que puedas prevenirlos.

Tener prisa

Muchas empresas que inician el proceso de transformación acaban fracasando por culpa de las prisas. Para no caer en este error, lo mejor es que la compañía vaya paso a paso, sin intentar ir igual de rápidos que una startup, que ya nació en el mundo digital. Además, antes de iniciar el proceso hay que trazar un plan definido y marcar unos objetivos.

No tener en cuenta todos los departamentos

Otro error típico es creer que la transformación digital no debe implicar a todos los departamentos, cuando una de las claves del éxito de este salto es precisamente que abarque a toda la empresa: recursos humanos, marketing, contabilidad… Por supuesto, también incluimos a las capas más altas de la organización que, en realidad, deberían comprometerse por completo con la transformación.

Tener demasiado en cuenta a los competidores

Por otro lado, no debes caer en el error de planear el proceso en función de lo que hagan tus competidores más directos. De hecho, te recomendamos que no te fijes demasiado en ellos, ya que todas las empresas son diferentes, independientemente de que desarrollen la misma actividad. Lo más recomendable es escuchar al público objetivo.

No contar con el talento adecuado

También hay muchas empresas que se embarcan en este proceso sin contar con un equipo con las capacidades necesarias para ello, lo que es un enorme fallo. En este sentido, es esencial que las compañías tengan en cuenta que es igual de importante invertir en tecnología que en talento digital.

Caer en la complacencia

Si has comenzado a transformar digitalmente tu negocio, deberás tener cuidado de no caer en la complacencia.  Y es que hay muchas empresas que, cuando alcanzan un cierto grado de digitalización, pierden de vista el plan original. Los quick wins, acciones rápidas que tienen un impacto casi inmediato en los resultados, son importantes para motivar a los empleados, pero no deben distraer del objetivo final.

No documentar acciones ni medir resultados

Por supuesto, es importante que no caigas en el error de no documentar las acciones que realices ni medir sus resultados.

Escasez de creatividad e innovación

Por último, debes saber que la falta de creatividad e innovación es otro de los errores más comunes en la digitalización de las empresas. Dejar volar la imaginación es esencial para llegar más lejos, para mejorar y para crecer.

 

Más información:

Cómo potenciar la propia creatividad