Seis razones por las que el activismo de marca será fundamental en los próximos años

Seis razones por las que el activismo de marca será fundamental en los próximos años

Afortunadamente para el planeta y para todos los que vivimos en él, las organizaciones como Oxfam o Greenpeace ya no son las únicas que se preocupan por el mundo. Y es que cada vez hay más empresas que se preocupan por la salud, el medioambiente y los problemas sociales. Es lo que se conoce como activismo de marca, que el publicista Animal Rey define como “acciones, tácticas o estrategias que actúan sobre un grupo específico o en la sociedad entera, provocando un cambio positivo en los hábitos, las prácticas o las realidades de la persona”, tal y como recoge el artículo “El activismo de marca beneficia al cliente y tu empresa” de KDM Digital Marketing.

Aunque en estos momentos el activismo de marca tiene un papel importante, todo apunta a que será aún más relevante en los próximos años. Te explicamos los motivos a continuación.

Los consumidores necesitan ser escuchados

Lo primero que queremos comentar es que los consumidores necesitan ser escuchados. Es la conclusión que se extrae de la segunda edición del estudio The Future of Spain, elaborado por OMD.  Según el informe, los ciudadanos quieren y necesitan ser escuchados, ya que los partidos políticos no tienen en consideración sus intereses. Las empresas se están dando cuenta de que, en cierto modo, pueden ocupar el papel que antes tenían los organismos públicos.

El consumidor consciente es una tendencia al alza

También queremos comentar que el consumidor consciente es una tendencia al alza. Nos referimos a esos consumidores que han despertado del automatismo consumista y que esperan que las marcas tengan un comportamiento ético.

Mayor participación en la vida pública

Por otro lado, hay que tener en consideración que, en gran parte gracias al desarrollo tecnológico y al nacimiento de las redes sociales, la sociedad tiene una mayor participación en la vida pública y, de hecho, están demandando a las empresas que pasen ya a la acción, dando la cara para defender sus intereses ante los poderes públicos y poniendo sus recursos a disposición para el bien común.

Los consumidores están obsesionados con la salud y con la vida saludable

También queremos comentar que los consumidores están cada vez más obsesionados con la salud y con la vida saludable y, por tanto, optan por marcas acordes con su estilo de vida, algo que las empresas están comenzando a tener muy en cuenta.

Una relación más emocional con el consumidor

Por otra parte, es importante tener en cuenta que hoy en día las empresas necesitan tener una relación más emocional con el consumidor. Sin duda, ser activista puede ayudar a las compañías a lograr este objetivo. Es más, si dan el paso hacia el compromiso activo en la defensa de los intereses generales, podrán activar atributos muy positivos para la reputación de las empresas: libertad, justicia, compromiso, igualdad…

Motivación de los empleados

Por último, queremos comentar que el activismo de marca tendrá un mayor protagonismo en el futuro porque las marcas se darán cuenta de que los empleados trabajan más motivados, ya que trabajar para una empresa que tiene como uno de sus objetivos mejorar el mundo da significado a nuestro esfuerzo y nos transforma, haciéndonos sentir más satisfechos.

Más información:

El activismo de marca beneficia al cliente y tu empresa