¿Qué es y cómo se mide la madurez digital de una empresa?

¿Qué es y cómo se mide la madurez digital de una empresa?

Durante los últimos años hemos oído hablar mucho sobre la transformación digital, un paso fundamental para todas las empresas que quieran seguir creciendo. Sin embargo, últimamente hay otro concepto relacionado que está adquiriendo un mayor protagonismo. Nos estamos refiriendo a la llamada “madurez digital” de una empresa. Hoy te contamos en qué consiste y cómo se puede medir.

Indicador de Madurez Digital

Como te íbamos diciendo, toda empresa que quiera integrarse en el dinámico sistema económico actual y seguir siendo competitiva debe aplicar el pensamiento digital en todos sus procesos. Para tener éxito en la transformación digital es importante que las compañías sepan dónde se encuentran y dónde quieren estar. De esta manera, pueden alinear su estrategia con las tendencias del mercado y de su sector en concreto. Dicho de otra manera, las empresas deben evaluar y medir su grado de madurez digital. Midiendo las capacidades y los resultados de una organización ante el reto de la transformación digital, se obtiene el Indicador de Madurez Digital (IMD).

Dos importantes factores

Tal y como explican desde el artículo “Conocer la madurez digital de las organizaciones, elemento clave para iniciar su transformación” de Ibermática, el IMD está ligado a dos factores: la capacidad de liderar las iniciativas digitales, un aspecto que sobre todo está ligado a la estrategia y la cultura de la empresa; y a la capacidad de ejecutar la transformación digital, un factor relacionado con la disposición de la organización y la madurez tecnológica. Por tanto, la madurez digital no solo está ligada a la tecnología, sino también a las personas y la cultura. Es más, los empleados deben estar al día de las competencias digitales que se engloban dentro de las cinco áreas principales que define el modelo europeo de DIGCOMP. Nos referimos a la información, comunicación, creación de contenidos, seguridad y solución de problemas.

Cómo medir el IMD

Tal y como explican desde el blog de Signaturit, la madurez digital se mide a partir de la combinación de dos dimensiones diferentes pero que están relacionadas. La primera de ellas es la intensidad digital, que “hace referencia a las iniciativas tecnológicas en las que una compañía invierte para cambiar su gestión operativa y aumentar su eficiencia y su competitividad”.  Así, la intensidad digital es la suma de todas las herramientas digitales que la empresa tiene a su disposición, y de cómo las utiliza tanto a nivel interno como externo. La otra dimensión es la intensidad de la gestión transformacional, es decir, la creación de la capacidad de liderazgo esencial para impulsar la transformación digital.

Tras analizar estas dos dimensiones, se puede comprobar si la empresa se encuentra en uno de los cuatro niveles de madurez digital que propone Signaturit:

  • Fashionistas: organizaciones con excelentes recursos digitales pero sin visión de liderazgo.
  • Principiantes: empresas con poca iniciativa o conocimiento digital y sin liderazgo.
  • Conservadoras: empresas reacias a tomar medidas para la transformación digital.
  • Digeratis: empresas con una amplia gama de herramientas que se utilizan en todos los departamentos.

 

Más información:

Conocer la madurez digital de las organizaciones, elemento clave para iniciar su transformación

Signaturit