Luis Galindo: “No te quedes sentado esperando a que vengan momentos mejores, actúa y créalos”

Luis Galindo, considerado como el pionero en España en la aplicación práctica de la psicología positiva y el optimismo inteligente, es el conferenciante más solicitado por las grandes empresas en programas de motivación, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que siempre se muestra enérgico e inspirador y que logra establecer una magnífica conexión con el auditorio. Con más de 30 años de experiencia en puestos directivos en diferentes compañías, es normal que su discurso gire en torno a sus propias vivencias en el mundo empresarial. Hoy queremos hablar con él sobre la edición actualizada de “Reilusionarse”, un best seller que ya ha vendido más de 20.000 ejemplares.

  • ¿Qué es el optimismo inteligente?

El Optimismo Inteligente te sirve para vivir de forma equilibrada las situaciones que te surgen en el día a día y poner en valor lo bueno que te sucede. El optimista inteligente es una persona con los pies en la tierra que pone muchísima pasión en cada cosa que hace. El optimismo inteligente es la capacidad de observar la realidad con objetividad, no perdiendo ni un minuto en quejarse de lo que no va bien, buscando qué se puede hacer para mejorarla y no obviando ni dando por supuesto lo bueno sino agradeciéndolo y valorándolo. No se trata de que te imagines cosas buenas sino que seas consciente de esas cosas buenas que a todos nos suceden cada día sin darlas por supuesto, agradecerlas y trabajar para mejorar aquello que no nos gusta.

  • ¿Qué debemos aprender los españoles del pasado para disfrutar del presente e ilusionarnos con el futuro?

En el libro “Reilusionarse” hablo de lo extraordinario del pueblo español. Somos personas generosas (en donaciones de órganos, apoyo familiar en situaciones complicadas como el paro de los hijos, padres, hermanos…., en el cuidado de nuestros enfermos en los hospitales…..), personas emprendedoras (no tenemos más que ver las empresas que son punteras como Alsa, que se implantó en China con un excelente servicio de taxis; y  Mercadona y Zara, que forman parte de los Estudios del Caso en una Universidad tan prestigiosa como Harvard….), personas con una voluntad de hierro cuyo mayor exponente son nuestros deportistas que con pocos medios ganan medallas en los muchos campeonatos en los que participan y en algunos somos líderes indiscutibles…. Estos “frutos” de hoy vienen apoyados en una serie de Valores, Creencias y Vivencias que nos han facilitado llegar a donde hoy estamos. Sería el pasado apoyando a nuestro presente. Desde este presente tenemos que apoyar a los sueños y objetivos futuros, incluso ahora muchos no están ni siquiera definidos, para que desde nuestra realidad de hoy podamos hacerlos realidad mañana. ¿Cómo nos ilusionamos en ellos? No es fácil, sin embargo ser un Optimista Inteligente te facilita poner en valor cada cosa que te sucede y apoyarte e impulsarte en las buenas situaciones para trabajar desde allí la ilusión por el futuro siendo consciente de lo que estás haciendo y disfrutando hoy.

  • ¿Cree que la sociedad española está volviendo a reilusionarse?

Creo que en mis conferencias sobre “Reilusionarse” las personas salen muy satisfechas y con intención de volver a tener ilusión o fortalecerla si ya la tienen. En mi opinión, en estos momentos somos más conscientes del valor que tiene la ilusión para hacer nuestra vida más plena y feliz.

  • ¿Es posible devolver la ilusión a aquellos que la han perdido por completo?

En los momentos difíciles, la ilusión y la confianza en el futuro son decisivas. Se trata de ser conscientes de lo bueno que sucede en nuestra vida y aprender a ver el vaso medio lleno y ¡casi siempre hay medio vaso lleno! Por eso creo que a las personas que han perdido la ilusión hay que animarles a actuar: no te quejes y actúa. Me gusta decir en mis conferencias que debes pensar cómo hacer aquello que quieres, en vez de preguntarte por qué no puedo hacer aquello que quiero y alimentar así tu excusa. Y, sobre todo, no te quedes sentado esperando a que vengan momentos mejores, actúa y créalos.

  • En el libro habla sobre el ocio de calidad. ¿A qué se refiere?

El ocio de calidad es el ocio activo frente al ocio pasivo que sólo consiste en dejar pasar el tiempo libre. Creo que hay que cambiar el planteamiento del tiempo de ocio y darle sentido a nuestro tiempo libre. No se trata de planificar cosas costosas, hay miles de cosas que están a tu alcance y que hacen que tu vida valga la pena, que te harán fluir. Por eso, en el libro propongo que se busquen una serie de actividades que nos hagan crecer como ser humano ¡también en el tiempo de ocio! Y emplear parte de ese tiempo de ocio en esas actividades: cuidar el jardín, cocinar, pasear, hablar con otras personas, practicar deporte, disfrutar de la naturaleza…

  • ¿En qué nos puede ayudar ser agradecidos?

Las personas más felices de la tierra son las que practican la generosidad y el agradecimiento. Cuando somos agradecidos tomamos conciencia de lo afortunados que somos. Al dar las gracias por las cosas, los momentos y las personas con las que compartimos el día a día nos damos cuenta de todo lo que tenemos ¡que no es poco! Somos unos privilegiados por haber nacido en el primer mundo, en un país en el que a pesar de las dificultades tenemos miles de cosas estupendas… Y tenemos que dar gracias cada día por ello. Al dar las gracias estamos reconociendo que nos han dado un “regalo” y cuando tomamos consciencia de que en nuestra vida hay muchos regalos, esta adquiere otra dimensión facilitando el agradecimiento constante a todo lo que nos sucede

  • ¿Puede darle un consejo a todos esos jóvenes que, por culpa de la crisis, no ven claro su  futuro?

Yo les diría que la vida es como un eco. Todo lo que das, te lo devuelve y con voluntad y  esfuerzo siempre se obtiene una recompensa porque aunque no hayamos conseguido lo que buscábamos, seguro que hemos encontrado algo bueno por el camino. Por eso les diría que no duden en esforzarse y en perseguir sus sueños, que los conviertan en objetivos y que trabajen para conseguirlos  ¡y que disfruten del camino! Y práctica, práctica y práctica.

  • ¿Cuáles cree que son las claves para ser feliz?

Ver la vida como un regalo y darse cuenta de que los milagros ocurren cada día a nuestro alrededor. Por eso hay que estar alerta y ser conscientes de las maravillas que ocurren todos los días, pero sobre todo, como decía Hellen Keller, sentir con el corazón. Entonces veremos la vida llena de colores brillantes.