Las seis claves de un buen elevator pitch

pitch

Una vez hayas puesto en marcha tu negocio deberás dejar a un lado la timidez y contárselo a todo el mundo. Eso sí, si quieres convencer a la gente de que tu negocio es el mejor, entonces deberás recurrir a determinadas herramientas de networking como, por ejemplo, el elevator pitch, que te ayudará a conseguir que los consumidores compren tus productos y que los inversores se fijen en tu proyecto. Además, también puede ser una herramienta ideal para crear una marca personal para buscar trabajo. El elevator pitch hace referencia al poco tiempo que dura un viaje en ascensor (menos de 2 minutos), tiempo que debe valerte para despertar el interés de tu interlocutor por tu negocio, ya se trate de un posible colaborador, un cliente potencial o un inversor. Hoy de contamos cuáles son las seis claves de un buen elevator pitch.

Un buen arranque

La clave principal de un buen elevator pitch es arrancar bien el discurso. Así, es esencial que durante los primeros 15 segundos convenzas a tu público de que es buena idea seguir escuchándote. Para conseguirlo, puedes comenzar hablando de qué es lo que te hace único, de lo que te diferencia del resto, de lo que haces mejor que tus consumidores. En definitiva, deberás empezar por algo que impacte.

Un buen final

Por supuesto, también es importante que termines de forma adecuada. Lo ideal es que des las gracias y que digas cómo y dónde pueden ponerse en contacto contigo. Por supuesto, en el caso de que los oyentes tengan dudas, también deberás dejar que te hagan preguntas. Si se da esta situación, es esencial que no te pongas nervioso, ya que debes demostrar que nadie conoce tu empresa mejor que tú.

Cuida el lenguaje verbal y no verbal

También es muy importante que cuides tu lenguaje verbal y no verbal durante todo el discurso. En este sentido, es importante que tengas en cuenta que deberás evitar cruzar los brazos y meter las manos en los bolsillos. Tampoco es recomendable que te muevas mucho, ya que puedes transmitir inseguridad. Por otro lado, es esencial que mires a los interlocutores.

Preparación

Si quieres que el elevator pitch salga como esperas tendrás que trabajar y ensayar bien el discurso. Eso sí, no tendrás que aprendértelo de memoria.

Deja a un lado las cifras

Por otro lado, queremos recomendarte que no entres en detalles de cifras. Lo importante es que des pequeñas pinceladas de volúmenes para captar el interés. La mayoría de los elevator pitch son encuentros informales, así que no debes pretender convertirlos en reuniones de trabajo.

Sin rodeos

Por último, queremos recomendarte que no des rodeos. Independientemente de que vayas a vender un proyecto o tu marca personal, si aprovechas bien el poco tiempo del que dispones, lograrás tus objetivos. Para ello, es esencial que te centres en los temas principales. Eso sí, tampoco deberás enfocarte en un único tema. En cualquier caso, deberás destacar siempre lo más notable, que no siempre tiene que coincidir con lo más reciente.

 

Más información:

Cinco claves para un buen networking