Las cinco funciones fundamentales de cualquier CFO

Las cinco funciones fundamentales de cualquier CFO

El director financiero (CFO) es una de las principales figuras de cualquier empresa. De hecho, entre todos los directivos que suelen conformar el comité de dirección de la misma, es el que tiene el trabajo más multifacético. Por eso, requiere de una amplia variedad de conocimientos y habilidades. Así, debe tener conocimientos de tipo jurídico, mercantil, contable y fiscal; tener habilidades de negociación; saber gestionar equipos; tener capacidad de liderazgo; conocer las nuevas tecnologías y sus aplicaciones prácticas; tener habilidades oratorias… En definitiva, debe desarrollar una gran cantidad de habilidades profesionales. Y todo ello para poder realizar sus numerosas funciones. Hoy te hablamos de las cinco principales.

Administrador

En primer lugar, queremos comentar que, tal y como explican desde Pymerang, el área administrativa de la empresa suele quedar amparada bajo el paraguas de finanzas debido a la estrecha relación que existe con el control financiero y contable. Así, el CFO se encarga de los aspectos legales de regulación de normativa, que son muy importantes en algunas organizaciones. Además, supervisa directa o indirectamente la relación con terceros: Administración Pública, auditores…

Contable

El CFO también supervisa la función contable. En este sentido, es importante tener en cuenta que las políticas y estrategias que se dan en el área contable siguen criterios generales al integrarse en la política financiera de la compañía. La función concreta del CFO es la de coordinar los estados contables y financieros, que deben cumplir con las normas nacionales e internacionales.

Estratega

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que el director financiero se integra dentro del equipo directivo, aportando la perspectiva financiera en cuestiones estratégicas de crecimientos, mercados de capital, fusiones y adquisiciones… De hecho, junto con la Dirección General, establece la estrategia financiera a seguir, marcando los objetivos a largo plazo y los correspondientes planes de negocio. Así, debe asegurar un aprovechamiento eficiente de los recursos financieros de la empresa, sacando el máximo partido de los mismos. Además, debes saber que tiene como máxima responsabilidad aprobar los presupuestos de la compañía.

Gestión de las inversiones

El CFO también es el encargado de planificar, implementar, supervisar y evaluar las inversiones de la organización. Así, controla desde cuentas de mercado de dinero hasta participaciones en otras compañías, pasando por los bonos. Por ejemplo, supervisa los estudios relacionados con la viabilidad de futuras inversiones de la empresa, lo que implica realizar un análisis previo sobre la necesidad real de invertir, la rentabilidad, las posibilidades de éxito, la forma de financiación…

Gestión del capital

Por último, es importante que tengas en cuenta que el CFO es el máximo responsable de los préstamos y la capitalización de la compañía. Por tanto, es el encargado de que el flujo de capital de la empresa, que es imprescindible para su éxito, sea el adecuado. Tal y como afirman en el artículo que te hemos comentado antes, “se trata de dar respuesta a las necesidades cotidianas y estratégicas de capital de la empresa”.

 

Artículo recomendado:

Pymerang 

Entra