La sanidad no escapará a la revolución digital

La sanidad no escapará a la revolución digital

Como bien sabes, las nuevas tecnologías han provocado grandes cambios en todos los sectores. Y aunque de manera más lenta que en otros, también está llegando a la sanidad. Y es que, tradicionalmente, la medicina ha sido una actividad presencial que operaba en mercados locales. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos, hoy en día es posible hasta realizar actuaciones de manera automatizada. Es más, tal y como explican en el artículo “La oportunidad digital de la sanidad” de Expansión, se ha abierto la puerta hacia la expansión geográfica de los mercados médicos.

Provisión de servicios sanitarios remota

Si hablamos de la revolución digital en sanidad, es importante destacar los nuevos modelos de provisión remota de servicios sanitarios que, como informan en el artículo que antes te comentábamos, está experimentando un gran crecimiento. De hecho, el teléfono móvil se está convirtiendo poco a poco en una especie de centro de salud.

Oportunidades para el sector sanitario

Lógicamente, la transformación digital en este sector está trayendo muchas cosas positivas para todos los agentes que intervienen en el sistema. Eso sí, hay que destacar las oportunidades que implica para el sistema de salud público, ya que las nuevas tecnologías mejoran la accesibilidad y la eficiencia gracias a la incorporación de canales digitales de prestación. Por otro lado, los médicos pueden disponer de nuevas herramientas terapéuticas y diagnósticas, y de nuevos canales de comunicación. Además, llegará un momento en el que los médicos podrán prescribir aplicaciones de salud o dispositivos de monitorización remota para el smartphone. Esto supone una gran ventaja para el tratamiento de los pacientes crónicos, ya que los doctores podrán tener acceso a información actualizada sobre la evolución del paciente.

Por supuesto, el paciente también se beneficiará de esta revolución. Por ejemplo, podrá asumir un papel más activo. Además, dispondrá de mayor información sobre las enfermedades y podrá tener acceso a datos sobre parámetros corporales y biomedidas gracias a los dispositivos y a las aplicaciones.

Cambios en la industria sanitaria

También es importante tener en cuenta que la revolución digital provocará la entrada de nuevos jugadores en la industria sanitaria, como empresas tecnológicas, operadores de telecomunicaciones o startups digitales. Por tanto, todo indica que los modelos de negocio en este sector se transformarán, ganando importancia factores como las plataformas de servicios.

Riesgos

Aunque la revolución digital en la sanidad tendrá muchas ventajas para los pacientes, no hay que perder de vista algunos riesgos. Tal y como explican en el artículo “La revolución digital de la atención sanitaria: Nuevos riesgos” del blog de Willis Towers Watson, el sector sanitario se enfrentará a una gran diversidad y a un enorme volumen de usuarios, por lo que tendrá que “implantar y ejecutar soluciones de seguridad de datos”. Otros desafíos son la atención preventiva fuera del entorno hospitalario con nuevos recursos (monitorización remota, consulta a través de vídeo…), que estarán en el punto de mira de los hackers, además de la propiedad y la intimidad de los pacientes.

 

Más información:

La revolución digital de la atención sanitaria: Nuevos riesgos

La oportunidad digital de la sanidad