Gustavo Piera: “Cuándo uno es feliz, el éxito está asegurado”

Gustavo Piera: “Cuándo uno es feliz, el éxito está asegurado”

Empresario, consejero de alta dirección, conferenciante, formador y coach ejecutivo, escritor, navegante… Estamos hablando de Gustavo Piera, experto en gestión del tiempo, inteligencia emocional, valor de intangibles, relacionales y calidad en la empresa. Por eso, nos parece la persona ideal para ayudarnos a planificar y organizar nuestra vida, como así ha hecho en “El arte de gestionar el tiempo”. Hablamos con él a continuación.

  • ¿Cómo definiría el término “tiempo”?.

El tiempo es lo que nos pasa mientras estamos haciendo otras cosas. El tiempo no existe, es una medida que ha creado el ser humano para medir la vida. Todos tenemos el mismo tiempo, 24 horas y no más, pero con el mismo tiempo hay gente que hace mucho más que otros.  Decir no tengo tiempo es decir no me organizo bien, no priorizo y he dejado de hacer lo que no he querido hacer. Imaginémonos un banco que cada día nos ingresa 1.440 € y cada noche a las 24 horas desaparece lo que no nos hemos gastado. ¿Qué haríamos? Gastar cada día todo lo que tenemos, porque si no perderíamos lo no gastado. Pensemos que nuestro tiempo es nuestra vida. Cada día, 24 horas multiplicado por 60 minutos es lo que tenemos para gastar/invertir en todo aquello que queremos de verdad. Así, imaginémonos que nuestra vida es nuestro  tiempo.

  • ¿Cuál es la clave para la buena gestión del tiempo?

La clave para una buena gestión del tiempo es, en primer lugar, saber lo que queremos, donde estamos y, organizarnos y planificar las acciones que debemos hacer para conseguir trabajarlas día a día y conseguir llegar al destino deseado.

  • ¿Cuáles son los ladrones o buitres del tiempo? ¿Nos podría poner algún ejemplo?

Los ladrones del tiempo o buitres son aquellas personas, circunstancias o mi entorno que, sin haberme planificado, entran en mi vida robando mi tiempo y no dejándome hacer aquello que yo sé que debo hacer. Por ejemplo, se le llama muchas veces imprevisto a un cliente, un amigo que te llama o viene sin haberte avisado, lo que realmente al final no sirve para nada, pues él tenía un tiempo muerto y lo ha querido compartir contigo sin más resultado, y se va diciendo “te dejo porque tengo mucho que hacer” y a ti te ha destrozado el día.

  • En su libro habla de los momentos perla. ¿En qué consisten?

Los momentos perla son aquellos buenos momentos de los que cada día podemos crear una perla y que muchas personas en lugar de disfrutarlos, los destrozan. Son, por ejemplo, amigos que cuando le dices que te has comprado algo con ilusión en lugar de ver la parte positiva ven lo que te ha costado, te dicen que no vas a usarlo, que no te servirá de nada y a lo mejor hasta lo pierdes con lo que te ha costado. Rompe perlas en lugar de crearlas.

  • ¿Es importante dedicarse tiempo a uno mismo?

Es importante dedicarse tiempo a uno mismo… yo diría que no es importante sino vital, básico para conocerse, entenderse, hablarse y reflexionar sobre qué hacemos, por qué lo hacemos, qué deberíamos dejar de hacer y qué deberíamos hacer que no hacemos. Es una reflexión diaria para seguir el rumbo que nos hemos marcado y no dejar que las fuerzas externas nos desplacen del camino trazado. Por lo tanto, la mejor reunión que puedo tener es la reunión conmigo mismo (RCMM) pues si yo estoy bien, mi alrededor estará bien y cuando yo estoy mal, pongo a todos los que me rodean mal.

  • ¿Qué podemos hacer para tener más tiempo para nosotros mismos?

Pues organizarse, porque no es un tema de más tiempo.  24 horas al día es lo que tenemos, es un tema de priorizar y decidir dónde y cómo dedico yo mi tiempo diario. Por lo tanto, es un tema de priorizar, analizar, decidir y empezar a andar. Cambiar intenciones en acciones.

  •  La falta de tiempo y el estrés, ¿están relacionados?

La falta de tiempo y el estrés están relacionados. La respuesta es sí y no. Cuando me falta tiempo, me estreso. Pero me falta tiempo porque yo no he decidido bien, pues el tiempo no es ni más ni menos siempre un total de 24 horas. No es que me falte, es que no he sido coherente con lo que quería hacer y lo que hecho, pues no he planificado con el tiempo real o realista. El estrés viene por lo que yo quería hacer y no he hecho. La diferencia entre lo que quiero y he hecho me produce frustración, irritación, malhumor, igual a hormonas negativas o cortisol en sangre, y esto se traduce en estrés. Por lo tanto, en mis manos está cambiar lo que quiero o lo que hago, pero siempre está en mis manos, no en mi entorno. Aunque el entorno sea hostil, con el mismo entorno hay gente que está estresada y otros no. Por lo tanto, no es el resultado de lo que he hecho, es como me he tomado o me tomo este resultado y todo ello está en mis manos cambiarlo.

  • ¿Podría recomendarnos algunas herramientas para gestionar mejor el tiempo?

Herramientas para gestionar mejor el tiempo hay muchas: las agendas, las técnicas de priorización, las listas de notas de qué debo hacer, la toma de decisiones, técnicas para saber lo que es urgente e importante y decidir. Hay apps en el ordenador y en el móvil que se pueden bajar. No son más que herramientas de planificación, organización y agenda pero la realidad es que simplemente son herramientas. Cómo las uso está en mis manos.

  • ¿Qué consejo le daría a un directivo para que gestionara mejor su tiempo?

El consejo que le doy a los directivos para gestionar mejor su tiempo es que tengan muy claro, primero, cuál es su misión, dónde quieren llegar, cuáles son sus habilidades, cuál es su rol, sus responsabilidades y con todo saber dónde están hoy y qué quieren conseguir y para cuándo. Posteriormente, han de hacer un plan de acción entre ahora y el tiempo que han decidido determinar para conseguirlo con todas las actividades; y cuánto y cuántas de ellas deben hacer ellos y cuántas de éstas pueden delegar, y luego planificarlo perfectamente bien en su agenda diaria.

  • Por último, ¿cuál cree que es la clave de la felicidad?

La felicidad no es un lugar que hay que alcanzar. El éxito no nos da la felicidad. La felicidad está en el camino que andamos cada día, son momentos, es saber crearla. Cada persona, en cada momento, tanto en el presente, en el aquí y ahora, aprendiendo de su pasado, pero sin vivir en él. Teniendo visión de futuro, pero sin vivir en el futuro. Viviendo y trabajando en cada momento presente y, disfrutando en cada uno de ellos para cada día decir “qué bien me lo he pasado”. Al cabo de un tiempo uno se da cuenta que es feliz. Y recordemos, cuándo uno es feliz, el éxito está asegurado. Pero cuando buscamos el éxito, que para cada a uno es diferente, la felicidad no viene en ello. La felicidad es un estado de ánimo que viene creado por una tranquilidad, serenidad, disfrute del aquí y ahora.Y cada día, muchas veces, cuando lo comparamos con el entorno nos damos cuenta de la diferencia. La felicidad no está en conseguir lo que uno quiere, sino en disfrutar lo que uno tiene. Voltaire dijo: buscamos la felicidad pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa sabiendo que tienen una. La felicidad está dentro, no fuera de nosotros. O como dijo Gandhi: la felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía.