El small data se abre paso en las empresas nuevas

El small data se abre paso en las empresas nuevas

Durante los últimos tiempos se ha hablado mucho del big data que, tal y como explican en el artículo “Big Data y el Small Data: ¿Una fórmula ganadora para las empresas?” son los grandes volúmenes de datos que capturan diferentes tecnologías, una información que puede ser muy valiosa, por lo que algunos gigantes de la industria del software crearon tecnología para analizar toda esa enorme cantidad de datos. Aunque muchos creían que el big data iba a ser una moda pasajera, lo cierto es que lleva muchos años entre nosotros y son muchas las empresas que le están sacando provecho. Sin embargo, en los últimos meses otro nuevo concepto le está ganando terreno al big data. Nos estamos refiriendo al small data, que se está abriendo paso en las empresas nuevas.

Definición de small data

Es importante tener en cuenta que el small data existe como metodología de la información desde hace muchos años, pero se manejaba con otro nombre. Además, debido a la aparición del big data, pasó a un segundo plano. Según cuenta Beatriz Pereira, experta en investigación de mercados, en una entrevista realizada por Ángeles Montecelo para la revista PressGraph que recoge iuni consulting, el término small data apareció por primera vez en el libro “Small Data: pequeñas pistas que revelan las tendencias más importantes” de Martin Lindstrom. Como consultor y experto en comportamiento del consumidor, Lindstrom quería “completar en el análisis los aspectos más emocionales y humanos asociados al consumo”. Según la definición del autor, el small data son “observaciones realizadas en el entorno privado del consumidor que, a pesar de que puedan parecer insignificantes, pueden llevarnos a una comprensión de las razones ocultas de su comportamiento”. Como bien sabes, una mejor comprensión nos puede llevar a una mejor toma de decisiones y, por tanto, mejorar las experiencias de compra de los clientes, lo que podría provocar la fidelización de estos.

¿Por que las empresas nuevas apuestan por el small data en lugar de por el big data?

La respuesta a esta pregunta es que el análisis del big data es más difícil de hacer. Además, es importante tener en cuenta que la mayoría de profesionales del marketing no necesitan los datos completos del big data para enfocar sus campañas ni tampoco para ofrecer experiencias personalizadas. Para poder obtener los beneficios de esta nueva tendencia, hay que descifrar los datos más pequeños, que es donde se esconden pistas para tomar decisiones de valor.

A diferencia del big data, el small data es asequible para la mayoría de empresas, ya que lo único que tienen que hacer es poner el foco en aquello que consideren relevante a corto o medio plazo, con un retorno de la inversión tangible en ese periodo. Tal y como explican en el artículo “Qué es el Small Data y cómo puede ayudar a tu negocio” de TICbeat, el principal método es el análisis de datos más simples, concretos y de menor tamaño que afectan a las particularidades de cada negocio, obtenidos a través de la observación directa y la entrevista.

Más información:

Big Data y el Small Data: ¿Una fórmula ganadora para las empresas?

Qué es el Small Data y cómo puede ayudar a tu negocio