Cuatro síntomas que motivan la externalización de tareas en una empresa

Cuatro síntomas que motivan la externalización de tareas en una empresa

Hasta no hace muchos años, la mayoría de empresas solían integrar todas las funciones posibles, es decir, cualquier tarea que tuviera que ver con el negocio, la realizaban miembros de la propia compañía. Eso se daba especialmente en las medianas y grandes empresas, ya que tenían más recursos. Sin embargo, las cosas han cambiado mucho en este sentido, y ahora son muchas las compañías que deciden externalizar algunas tareas. Por ejemplo, en lugar de tener contratada a una persona que se encargue de los viajes, muchas empresas prefieren contratar los servicios de una agencia de viajes.

Para una empresa, decidir si externalizar o no algunas tareas puede resultar algo complicado. Por eso, hoy vamos a hablarte sobre cuatro causas que pueden motivar la externalización en una empresa.

Reducción de costes

En primer lugar, queremos comentar que la primera causa que motiva la externalización de una tarea en una empresa es que ésta no tenga volumen de actividad suficiente como para tener a una persona dedicada a ello, aunque no fuera a tiempo completo. Y es que hay que tener muy en cuenta que es más caro contar con personal propio que externalizado. Y ya no solo por lo que cuesta el capital humano, sino por el dinero que supone conseguir las materias primas. Por tanto, podemos decir que una de las ventajas del también llamado outsourcing es la reducción de costes.

Beneficiarse de la especialización

Por otro lado, las compañías deben tener en cuenta que a la hora de optar por la subcontratación de tareas, no solo pueden ahorrar costes, sino que pueden beneficiarse de la especialización de las empresas contratadas. Y es que, lo normal, es decidirse por compañías que sean especialistas en un sector. Por ejemplo, en el caso de querer contar con personal de seguridad, puede ser una excelente idea ponerse en contacto con una empresa que proporcione servicios de vigilancia.

Centrarse en los asuntos propios

También hay que tener en consideración que, al externalizar determinadas tareas, las empresas pueden centrarse en las labores que son propias de su negocio y que, por tanto dominan a la perfección. De hecho, en muchos casos las compañías pierden mucho tiempo y recursos creando departamentos internos especializados en tareas en las que no tienen demasiados conocimientos. Así, una consecuencia del outsourcing podría ser el aumento de la producción y la competitividad.

Ser innovador

Por último, queremos comentar que, tal y como indica el estudio sobre el Futuro del Outsourcing, realizado por Services Futures y el Instituto de Copenhague de Estudios Futuros (CIFS), el principal impulsor de la externalización en los próximos años será “ser innovador y desarrollar mejores procesos más enfocados en las competencias básicas y la diferenciación del mercado”. Así, la externalización de tareas será utilizada para estimular a las empresas a ponerse a la vanguardia de la competencia y acceder a los mejores recursos, capacidades, talentos y nuevas redes y mercados.

Más información:

Futuro del Outsourcing: