Cómo ser un directivo altamente efectivo

Cómo ser un directivo altamente efectivo

Hoy en día se habla mucho de la efectividad gerencial y de hecho, es un tema que forma parte de la formación de los profesionales de las ciencias económico-administrativas. Sin embargo, pasar de ser un directivo mediocre a uno altamente efectivo, capaz de cumplir con sus objetivos optimizando sus recursos, no es una tarea sencilla. Eso sí, no es imposible. Una forma de lograrlo es basarse en el manifiesto titulado “Ocho Hábitos de los Gerentes Altamente Efectivos” que Google publicó hace ya algún tiempo. Teniendo en cuenta que Google es una de las empresas más exitosas del mundo, vale la pena echarle un vistazo.

Ser un entrenador

En primer lugar, la compañía habla sobre la necesidad de ser un buen entrenador, proporcionando información concreta y constructiva y equilibrando el feedback negativo y el positivo. Por otro lado, es necesario tener charlas personales de manera regular, presentando soluciones alineadas a las fortalezas de los empleados.

El micromanagement no es positivo

Uno de los principales problemas de los directivos de hoy en día es el micromanagement, es decir, la supervisión excesiva a los empleados, sin dejar autonomía. En cambio, desde Google proponen dar libertad a los colaboradores, aunque estando siempre disponible para posibles consultas. Además, es buena idea ofrecerles tareas que les supongan un desafío para que sean capaces de hacer frente a los problemas.

Interesarse por los empleados

Otro de los consejos que la compañía propone para ser un gerente altamente efectivo es conocer a los empleados tanto dentro como fuera del trabajo y, por supuesto, asegurarse de que los empleados se sientan a gusto en su entorno laboral.

Proactividad

Como no podía ser de otra manera, desde Google también hablan de la proactividad, lo que quiere decir que un buen líder debe concentrarse en lo que desea que el equipo consiga y cómo los empleados pueden ayudar a cumplir con los objetivos. Por otra parte, aconseja ayudar al equipo a dar prioridad al trabajo y tomar decisiones para eliminar barreras.

Ser un buen comunicador

Otra de las claves para ser un directivo altamente efectivo es ser un buen comunicador. Eso sí, es importante tener en cuenta que la comunicación debe ser en doble sentido, por lo que hay que escuchar y compartir. Por otra parte, es necesario reunirse con el equipo de forma regular y ser muy específico con los objetivos. Por supuesto, el gerente también debe fomentar el diálogo abierto, escuchando y contestando a las preguntas y preocupaciones de los empleados. 

Ayudar a los empleados a desarrollarse

También es importante que los directivos ayuden a sus colaboradores con el desarrollo de sus carreras.

Una estrategia definida

Por otra parte, desde Google recomiendan tener una visión clara y una estrategia definida para el equipo, lo que quiere decir que hasta en situaciones de crisis hay que lograr mantener al equipo enfocado en los objetivos y en la estrategia. Además, hay que involucrar a los trabajadores en la creación y evolución del equipo, las metas y el progreso.

Trabajar al lado de los colaboradores

Por último, según la compañía, para ser un directivo altamente efectivo es necesario tener conocimientos técnicos claves para poder ayudar al equipo cuando sea necesario. De hecho, es esencial que el gerente trabaje al lado de sus colaboradores.