¿Cómo afectará el Internet de las cosas a las empresas?

¿Cómo afectará el Internet de las cosas a las empresas?

Durante los últimos tiempos hemos oído hablar mucho sobre el Internet de las cosas, un concepto que también recibe el nombre de IoT por sus siglas en inglés (Internet of Things). Sin embargo, como sabemos que se trata de un término algo abstracto, antes de explicarte cómo afectará a las empresas, nuestro principal propósito de hoy, queremos explicarte en qué consiste.

El Internet de las cosas

Según la Wikipedia, el Internet de las cosas se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos a través de Internet. El concepto, que nació en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en 1999, ha supuesto toda “una revolución en las relaciones entre los objetos y las personas, incluso entre los objetos directamente, que se conectan entre ellos y con la red ofreciendo datos del mundo real”, según se explica en “¿Qué es el "Internet de las cosas"?” de Muy Interesante. Tal y como explica la revista, se calcula que en 2020, entre 22.000 y 50.000 millones de dispositivos se conectarán a Internet, proporcionándonos una serie de servicios y aplicaciones sin precedentes. Algunos ejemplos del Internet de las cosas son los frigoríficos que avisan directamente al supermercado de lo que necesitas; los dispositivos que informan de las necesidades de las plantas; los que permiten encender electrodomésticos sin estar en casa; los que informan sobre las constantes vitales al hacer deporte; las lámparas que se encienden solas cuando escasea la luz natural…

El Internet de las cosas y las empresas

Puede que las luces de tu vivienda todavía no se apaguen mediante una tablet o que aún no cuentes con un reloj inteligente, pero tarde o temprano estarás metido de lleno en el Internet de las cosas. Y es que aunque quisieras empeñarte en no hacerlo, deberás enfrentarte a este concepto en el entorno laboral. Y es que, aunque ahora parezca algo lejano, muy pronto esta tecnología cambiará completamente el mundo de las empresas. Por ejemplo, según indica Forbes en su artículo “ ¿Cómo afectará el Internet de las cosas a las empresas?”, las compañías comenzarán a desarrollar productos cada vez más inteligentes más allá de los teléfonos móviles y las tabletas electrónicas. Los dispositivos digitales ya no solo sirven para comunicarse o jugar.

Decisiones

Por otro lado, la revista considera que las decisiones de negocio también serán más inteligentes, ya que la innovación a través de los sensores en sistemas y aparatos puede cambiar en gran medida las decisiones. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que más pronto de lo que creemos, los productos que podremos tener en casa serán capaces de enviar información a las empresas, que éstas podrán aprovechar en su propio beneficio y en el del cliente. Por ejemplo, en el caso de averiarse un aparato, la empresa puede prestar asistencia de forma inmediata y conocer de primera mano en qué falla el producto y cómo puede mejorarlo.

Modelos de negocio

Por último, tenemos que hablar de los modelos de negocio que, según Forbes, también cambiarán. Un buen ejemplo lo encontramos en la empresa de maquinaria agrícola John Deere. Y es que algunos de sus tractores pueden conectarse con el equipo del agricultor, proporcionando datos tremendamente útiles.

 

Más información:

¿Qué es el "Internet de las cosas"?

¿Cómo afectará el Internet de las cosas a las empresas?