Cinco tendencias en dirección financiera para un futuro próximo

Cinco tendencias en dirección financiera para un futuro próximo

Tradicionalmente, el papel de la dirección financiera (CFO) en cualquier organización estaba enfocado a funciones de control de presupuestos, tesorería, compras, inversiones… Además, prácticamente no interactuaba con otras direcciones. Sin embargo, en los últimos años, sobre todo a raíz de la crisis económica, hemos podido observar como el director financiero ha adoptado un rol mucho más estratégico con el fin de optimizar todos los recursos de la empresa, reducir costes, aumentar la competitividad y mejorar los resultados financieros, entre otros objetivos.

Teniendo en cuenta el importante papel que las finanzas juegan hoy en día, la empresa Sage ha presentado las tendencias en dirección financiera para un futuro próximo, ya que hoy en día se producen cambios a un ritmo tan acelerado que es aventurado mirar más allá. Hoy te hablamos sobre cinco de las más importantes.

Digitalización

Como no podía ser de otra manera, debemos comenzar hablando de la digitalización de la economía. En este sentido, es bueno tener en cuenta que los datos son cada más accesibles y fáciles de almacenar y compartir, por lo que una de las funciones más importantes del director financiero es transmitir la información relevante a los diferentes estamentos de la organización. Por otra parte, debemos destacar el aumento de los procesos, transacciones y trámites administrativos online; las monedas de dinero electrónico; la tecnología blockchain y las empresas Fintech, que están revolucionando el sector.

Gestión integral de todo tipo de riesgos

Desde Sage también nos hablan sobre la cantidad de riesgos a los que están sometidas las empresas, y ya no solo a nivel financiero, sino también de seguridad informática. Además, la dirección financiera también debe gestionar el riesgo de incumplimiento normativo, ya que puede derivar en sanciones legales y, por consiguiente, en pérdida de reputación.

Internacionalización

Otra tendencia que queremos destacar es la internacionalización. En este sentido, debemos tener muy en cuenta que en un mundo globalizado como el actual, la dirección financiera debe hacer todo lo posible para posibilitar esta internacionalización, que supone una oportunidad para el crecimiento, además de ser una fuente de aprendizaje y mejora. Tal y como explican desde Sage, es “un factor determinante para obligar a la empresa a aumentar la competitividad”.

Optimización de la liquidez

También tenemos que hablar sobre la optimización de la liquidez. Lo que nos cuentan desde Sage es que la gestión de la tesorería ha sido, es y será un factor clave de la función financiera. Sin embargo, debe adaptarse al nuevo entorno digital para optimizar los procesos y reducir los costes asociación a su gestión. Además, de esta manera será posible saber en todo momento la posición de la tesorería presente y a corto plazo.

Financiación alternativa

Por último, queremos hablar de la búsqueda de nuevas fuentes de financiación, otra de las tendencias a corto plazo. Y es que, cuando la financiación bancaria no es posible, soluciones como la economía colaborativa pueden ayudar a obtener financiación para determinados proyectos.

 

Más información:

Estas son las siete tendencias en dirección financiera de las que todos hablan