Cinco errores que cometen algunos emprendedores

Cinco errores que cometen algunos emprendedores

¿Estás pensando en emprender tu propio negocio? Pues debes saber que crear una empresa no es una tarea fácil. Además, por culpa del miedo o del entusiasmo desmedido puedes cometer errores que, aunque no tengan consecuencias en el presente, podrán tenerlas en el futuro. Hoy queremos hablarte de cinco de las equivocaciones más comunes de los emprendedores. Si las conoces, te resultará más fácil evitarlas y, por tanto, conseguir que tu empresa funcione correctamente desde el principio.

No elaborar un plan de negocios

Uno de los principales errores que comenten los emprendedores es no elaborar un plan de negocios, un fallo que suele venir precedido por las ansias de empezar de inmediato. Sin embargo, este paso es fundamental en la puesta en marcha de un negocio. El plan, que debe ser escrito, tiene que incluir tus objetivos a medio y largo plazo, los medios disponibles y las estrategias que te ayudarán a lograr tus metas, además de las proyecciones y los presupuestos.

Invertir demasiados recursos

Otro error muy típico de los emprendedores es invertir demasiados recursos y tiempo en una idea sin haberla contrastado antes con las necesidades del mercado. Sin embargo, es esencial que exista una coherencia entre ambos conceptos, ya que aunque la idea sea muy buena, si no llega al cliente potencial será una inversión que no generará los resultados deseados. Por supuesto, no debes caer en el error de endeudarte comprando equipos y muebles con tarjetas de crédito.

Escoger mal a socios y empleados

También es muy común que los emprendedores novatos caigan en el error de elegir mal a sus socios. Para que esto no te ocurra, deberás rodearte siempre de personas competentes y profesionales, preferiblemente expertas en su campo. Por supuesto, deben ser personas íntegras y transparentes. En cuanto a los empleados, al principio es preferible contratar a los justos, lo que quiere decir que los fundadores deberán hacer un sobreesfuerzo. Eso sí, los contratados deberán ser profesionales cualificados.

No elaborar un presupuesto (o hacerlo pero no respetarlo)

De la misma forma que es necesario elaborar un plan de negocios, también lo es realizar un presupuesto para tener una dimensión real de los ingresos y gastos, teniendo en cuenta que al comienzo se gasta más de la cuenta. Es muy importante que el presupuesto sea realista. Además, es esencial respetarlo, evitando gastar sin ahorrar o reinvertir.

Falta de formación

Por último, queremos hablarte de uno de los errores más comunes de los emprendedores, que no es otro que la falta de formación. Por tanto, aunque no es imprescindible, lo ideal es obtener una formación empresarial de calidad, como la que ofrece EAE Business School, o, al menos, tener conocimientos básicos sobre el mercado empresarial. Sin duda, la formación minimiza el riesgo de fracaso. Además, debes saber que hoy en día no hay que descuidar el nivel de idiomas, especialmente el inglés, que es la lengua oficial del mundo empresarial.